Mágica

Ojalá pudiera alinear los planetas con mis manos.

Ponerle un escote a mi alma para que la mires,

como mirás otros escotes,

Cuando lo único que nos une es la distancia.

Ojalá pudiera traerte hasta mi casa con mis dedos.

Levantar tus pies del suelo y arrastrarlos por el cielo hasta donde soy,

Embarrar las nubes en el azul con tu trayecto.

Sembrar un sendero de colores que ni siquiera existen, y que sea nuestro puente en el aire.

De allá hasta acá,

De tu cielo a mi purgatorio,

De hoy a la tarde, hasta el lunes pasado por la mañana.

Y que por fin me veas,

Y que, al menos, me perdones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s