Asuntos Pendientes

Estoy rota, la sangre se me escapa junto con la vida. Roja y caliente.
Estoy hecha pedazos de mí, soy un montón de piezas de mí misma que no se pueden volver a encajar.
Ya ni siquiera me duele, hace demasiado frío y tengo miedo, pero no me duele.
Pienso en mi madre, en lo que le dije esta mañana al salir por la puerta, en el mensaje que no le respondí a Pamela porque estaba apurada, en el chiste que quería contarle a Ana pero lo olvidé.
Sé que me van a extrañar, sé que me aman.
Esta oscuro, él no sabe que aún sigo con vida y me dejó acá, arañando latidos en medio de la nada.
Rezo para que alguien me encuentre, pero la verdad es que nunca creí en religiones. Milagros? Cómo creer en cosas que nunca pasan cuando pasan cosas cómo estás.
Milagros no, siempre fui de las que fabrican su propia suerte así que saco fuerza de la bronca o del miedo, no lo sé, y me arrastro como una serpiente pero avanzo lento, de a centímetros.
Sé que en alguna parte, a mi izquierda, hay un camino. Escuche ruedas deslizándose en zumbidos apagados por el cemento y la tierra vibra un poco en esa dirección.
Me engaño creyendo que puedo, que voy a llegar hasta allá, donde alguien pueda y quiera salvarme…la historia de mi vida.
Estoy temblando, estoy empezando a creer que estoy muriendo.
Por qué no bese a mi madre antes de salir? Por qué no le respondí a Pamela o le conté ese chiste a Ana?
Mi vida comienza a parecer lejana, como un sueño que se me escapa y no puedo recordar. Mi vida es ahora solo una pesadilla sin sentido que olvidé segundos atrás.
Siento que me desvanezco pero a la vez, es como si estuviera despertando.
Me pregunto quién vendrá a buscarme, no sé si fui lo suficientemente buena para el cielo, aunque recuerdo de nuevo que no creo en esas cosas.
La muerte te hace querer hacer experimentos con la fe como si fuesen drogas.
Por un instante, un déjà vu me acaricia la memoria como las alas de un pájaro. Esto ya lo viví? Me freno en seco, me doy cuenta de que las heridas no me duelen en realidad, tengo veinte puñaladas hundidas en el pecho, cortesía de un hombre que decía que me amaba, pero…estoy bien.
No puede ser. Me ilusiono creyendo que voy a despertar y voy a estar viva, pero algo me dice que hace tiempo, ya no es así.
Empiezo a darme cuenta otra vez del aquí y ahora. No estoy durmiendo, mi alma está más despierta que nunca porque ya no tengo cuerpo, no estoy rota. Solo me queda el alma.
Sé la verdad, en lo más profundo y hondo de estos huesos de fantasma penoso, sé que la muerte me llegó hace más de dos años, en esta misma montaña olvidada, por estas mismas puñaladas hundidas por manos que decían que me amaban, y me sigo arrastrando hacia el asfalto una y otra vez, reviviendo mi muerte, re-muriendo injustamente sin final.
Siempre fui terca, me pase 37 años de mi vida sin asumir errores ni culpas y ahora tengo que asumir algo tan grave como estar muerta?, eso no se le puede pedir a la gente terca.
Yo soy de las que se aferra, tengo las uñas de fantasma repletas de tierra, yo soy de las que no suelta. Como voy a soltar algo tan hermoso como mi vida?
Quiero paz, pero sé que me voy a seguir arrastrando hacia el camino que está más allá, porque en el fondo algo me dice que nunca lo castigaron, que yo agonizo en el limbo y soy un alma en pena sin poder evitarlo, mientras él vive, viola, pega, mata, o en otras palabras «ama» como me amó a mí.
Aún camina entre mis hermanas, como un lobo con piel de oveja, porque puede y a nadie se le ocurrió decirle basta. Son todos lobos, nunca van a decirle basta.
Y me voy a seguir arrastrando por el mundo, buscando ayuda hasta que lo encuentren.
Solo quiero paz, y si se puede, capaz que también un poco de justicia. No les cuesta nada.
Mientras tanto a mis hermanas las rompen, se les sigue escapando las sangre junto con la vida, roja y caliente, pero a los lobos nadie los para.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s